ANKO ITOSU



n. Okinawa, 1830 - f. 1915




Anko Itosu nace en Okinawa, en el año 1830. Era de estatura pequeña y fue criado en un hogar estricto en el seno de una familia de la nobleza de la isla. Como correspondía a tal situación fue educado en el idioma chino, así como en sus clásicos y su caligrafía. 

Comenzó el estudio del To-te bajo la dirección de Nagahama Chikudón Peichin, convirtiéndose rápidamente en karateca de gran renombre. Su gran amigo Anko Azato, lo recomienda como secretario e intérprete de alto nivel para el rey Sho Tai, el último rey del reino de Ryukyu en el palacio de Shuri.

Su posición en el palacio y su estudio del arte lo conducen a ser discípulo del guardaespaldas del rey Sho Tai, el legendario guerrero Bushi Sokon Matsumura convirtiéndose en ichiban-deshi (estudiante principal).

Parte del entrenamiento de Itosu era la práctica constante con el makiwara (tabla clavada en el piso, con cuerda enrollada en el área de impacto). Se lo recuerda como una persona de hombros fuertes, brazos musculosos y enormes puños callosos, producto del entrenamiento implacable del makiwara

Itosu reemplazó varios de los antiguos movimientos circulares de ataque  y a mano abierta traídos de las artes marciales chinas, por golpes lineales, en varios de los katas, debido a su constante práctica y énfasis en la filosofía técnica del golpe único o ikken hissatsu, que tenía por finalidad vencer al  guerrero samurai con armadura de un solo golpe, no dando oportunidad para otro ataque consecutivo.  

Como reformador, no solo introdujo los importantes cambios mencionados, sin que es el responsable de introducir el karate en el sistema escolar okinawense. En 1905 toma una plaza de profesor de tode en la Escuela Secundaria de Okinawa. En esta época crea los kata básicos Pinan, a partir de katas más antiguos, para favorecer la enseñanza y el aprendizaje del arte. Son famosos sus diez preceptos para la práctica de karate, inluídos en una carta de 1908, destinada a impresionar e interesar a los ministros de Educación y Guerra de Japón. 

En el texto, Itosu expresaba:

El karate no se desarrolló a partir del Budismo o del Confucionismo. En el pasado las escuelas de Shorin Ryu y Shorei Ryu fueron traídas a Okinawa desde China. Ambas escuelas tienen puntos fuertes, los cuales mencionaré antes de que tengan lugar demasiados cambios:

1. El karate no es practicado exclusivamente para beneficio propio; puede ser usado para proteger a nuestra familia o maestro. No está pensado para utilizarse contra un único asaltante, sino mas bien como una manera de evitar la pelea en caso de verse uno confrontado por un villano o rufián.

2. El propósito del karate es hacer los músculos y los huesos duros como la roca, y utilizar las manos y piernas como lanzas. Si los niños comenzaran a entrenar el Tang Te (“Arte Chino” o “Mano China”) en la primaria, estarían bien preparados para el servicio militar. Recuerda las palabras atribuidas al Duque de Wellington luego de que derrotara a Napoleón: “La Batalla de Waterloo se ganó en los campos de juego de Eton”.

3. El karate no puede ser aprendido rápidamente. Como un toro que se mueve lentamente, eventualmente recorrerá mil millas. Si uno se entrena diligentemente cada día, en tres o cuatro años llegará a comprender el karate. Aquellos que entrenen de este modo descubrirán el karate.

4. En el karate, el entrenamiento de las manos y pies es importante, por lo que uno debe entrenar a conciencia en la makiwara. Para lograrlo, baja tus hombros, abre tus pulmones, concentra tu fuerza, aférrate al piso con los pies y concentra tu energía en tu abdomen inferior. Practica utilizando cada brazo de 100 a 200 veces cada día.

5. Cuando uno practica las posiciones del Tang Te, debe asegurarse de mantener la espalda recta, bajar los hombros, poner fuerza en las piernas, mantenerse firme y colocar su energía en el abdomen inferior.

6. Practica cada una de las técnicas del karate repetidamente, las cuales son transmitidas de boca en boca. Aprende bien las explicaciones y decide cuando y de qué manera aplicarlas cuando las sea necesario. Entra, contraataca, suelta, es la regla del torite (estilo de artes marciales sin armas).

7. Debes decidir si practicas karate por tu salud o para ayudarte en tu labor.

8.  Cuando entrenes, hazlo como si estuvieras en el cambo de batalla. Tus ojos deben brillar, tus hombros descender y tu cuerpo endurecerse. Siempre debes entrenar con intensidad y espíritu, y de este modo estarás listo naturalmente.

9. Uno no debe sobre-entrenarse; esto causará que pierdas tu energía en el abdomen inferior y será perjudicial para tu cuerpo. Tu cara y ojos se enrojecerán. Entrena sabiamente.

10. En el pasado, los maestros de karate han disfrutado largas vidas. El karate ayuda a desarrollar los huesos y músculos. Ayuda a la digestión y a la circulación. Si el karate fuera introducido en las escuelas primarias, entonces produciríamos hombres capaces de derrotar a diez asaltantes cada uno. Creo también que esto puede lograrse enseñando karate a todos los estudiantes del Colegio de Maestros de Okinawa. Así, luego de graduarse, serán capaces de enseñar en las escuelas primarias lo que han aprendido. Creo que esto será de gran beneficio para nuestra nación y nuestro ejército. Espero que considere seriamente mi sugerencia.

Anko Itosu, Octubre 1908.

 
Itosu fue maestro de importantes maestros de karate, entre ellos: Choki Motobu, Kentsu Yabu, Chomo Hanashiro, Gichin Funakoshi, Chotoku Kyan, Kenwa Mabuni y Shoshin Chibana.

Fallece en la aldea de Yamakawa el 26 de Enero de 1915 a la edad de 85 años.